Telf: 966 72 10 87 - Plaza Del Ayuntamiento, 1, 03187 Los Montesinos atencionalpublico@losmontesinos.org

Pozos, aljibe de la finca de Lo Reig, aljibe de Lo Vigo Viejo y aljibe de La Marquesa

En La Marquesa, Aljibe con bóveda de cañón y cubeta de decantación. Su existencia está documentada a mediados del siglo XVIII, coincidiendo con el establecimiento de colonos; realizados por los jesuitas oriolanos, propietarios de la heredad, para garantizar el abastecimiento de agua a este primer núcleo de población, que alcanzó la mayor entidad entre las grandes haciendas del secano. El almacenamiento de aguas llegó consigo costosas labores de preparación el terreno para aprovechar la escorrentía natural de las aguas de lluvia y canalizarlas a través de las ramblas hacia el depósito excavado en el substrato sedimentario existente.

Presenta planta rectangular (13,50 m. x 4,30 m.) y cubierta con bóveda de medio cañón de la que sobresalía un brocal del tipo capilla, rematada por cúpula esférica, hoy desaparecida al igual que gran parte de la bóveda. Los muros de mampostería trabada con mortero de cal se hallan enlucidos de cal hidráulica, tanto en el interior como en el exterior, presentando este último restos de estuco rojizo.

El agua de avenidas se dirigía por una conducción abierta, hasta un pozo decantador de planta circular, que conectaba con el orificio de entrada a través de una pequeña canaleta.

AljibeEl aljibe de Lo de Vigo Viejo es un exponente de la arquitectura del agua tan típica en el secano del Bajo Segura. Se trata de una construcción de mortero de cal y piedra caliche, rebocada de yeso. El edificio comprende dos partes, una exterior rematada en capilla de forma hexagonal, con el brocal de acceso de piedra caliza gris, procedente de la Sierra de Orihuela; y otra interior, constituida por una cisterna rectangular cubierta por bóveda de cañón de 4 por 8 metros. Todo el conjunto se encuentra aislado por un muro de 25 cm de grosor, rematado en forma roma. Con el tiempo la falta de uso ha acabado con este tipo de obra, enmarcada dentro de la cultura del agua, y que conforma un resto patrimonial necesario de conservar para las generaciones posteriores, ante los cambios tan extraordinarios acaecidos en el secano.

El aljibe de Lo de Reig, emplazado en la finca Lo de Reig, junto a los otros mencionados anteriormente, nos reflejan la importancia para nuestros antepasados que ha tenido el almacenaje del agua. Este aljibe es un exponente de la arquitectura del agua típica del Campo de Salinas, que puede datarse en el S.XVIII coincidiendo con la puesta en explotación de la finca por su propietario, Don José Reig y Corbí, al inicio de esa centuria.

Está formado por un aljibe de planta rectangular (35 m. x 6 m.) excavado en el subsuelo, cuya obra de mampostería y mortero de cal presenta bóveda de medio cañón, con tres perforaciones circulares a modo de respiradero.

El sistema de recogida de aguas de lluvia se realizaba desde el sector oeste, a través de varias canaletas que confluyen en el recibidor, de planta circular y 5 m. de diámetro que, a su vez, comunicaba con la entrada de la cisterna.

A unos diez metros de este gran aljibe se localiza otro que almacenaba el agua de aquél a partir de un aliviadero. Este segundo depósito es de planta circular, con cubierta de falsa cúpula.

Ubicación en el mapa

Share This